habitacion-infantil-bebe

Detalles del proyecto:

  • Cliente:

     Particular

  • Tarea:

     Convertir un despacho en habitación infantil

  • Categoría:

     decoración

Los papás de Fabio querían convertir su despacho en un espacio cómodo, dulce y delicado para su bebé. Con tan solo una cuna convertible en cama de 140 x 70 cm -apta para niños de entre 0 y 5 años-, un armario ropero infantil y un sillón de lactancia como mobiliario básico, conseguimos preparar esta estancia con todo lo necesario para la llegada del pequeño.

¡Bienvenido al mundo, Fabio!

Fotografía de interiores: Davide Pellegrini.